Una reportera de Espejo Público sufre tocamientos y comentarios sobre su físico en los Sanfermines

Los Sanfermines ya están aquí. La fiestas más importantes de Pamplona ya están entre nosotrxs y, hace apenas unos días, se inició el primero de los que serían 9 días de intensa fiesta. Alcohol, encierros, corridas de toros y mucha, mucha gente haciendo… pues de todo; algunas cosas buenas, y otras no tan buenas.

Este año, estas fiestas están siendo miradas con lupa por todo el mundo. Después de todo el gravísimo caso de ‘La Manada’, cuyo origen tuvo lugar en los Sanfermines de 2016, las fiestas no han vuelto a ser las mismas y con razón: a pesar de que ya era por todos sabido, en estas festividades se dan muchísimos casos de acoso sexual.

Esta polémica se ha visto, además, alimentada por las criticadas decisiones de los jueces que instruyen el caso de los cinco abusadores sexuales de La Manada, quienes fueron puestos en libertad condicional a la espera de que su pena de 9 años de prisión por abuso sexual sea ‘firme’.

Con estos sujetos en las calles, la tensión ha vuelto a apoderarse de las mismas y han sido muchos los colectivos de mujeres que han afirmado sentirse tremendamente desprotegidas y vulnerable tras saber que con gente condenada y casos de abuso sexual aún por resolver, pueda ser puesta en la calle con tanta ‘facilidad’.

En medio de todo esto, cabe preguntarse: ¿ha mejorado la situación en estas fiestas después de todo lo ocurrido con este caso? ¿Habrá bajado el número de ‘incidentes’ de este tipo en las fiestas de San Fermín?

La respuesta es de difícil respuesta y unos periodistas de Espejo Público han intentado comprobar cuál era el peligro real que pasaba una mujer al circular sola por la noche en medio de estas fiestas… y el resultado es decepcionante.

El experimento consistía en hacer pasear a un reportero hombre por las calles de Pamplona a altas horas de la noche y luego hacer lo propio con una mujer con el fin de ver el resultado y comprobar cuánta gente ‘interactuaba’ con ellos.

El reportero, por su parte, no tuvo ningún problema a la hora de atravesar una de las calles más concurridas de la ciudad y, como bien se puede ver en el vídeo que os dejamos más abajo, pasaba entre la multitud casi como si no existiera. Sin embargo, cuando le tocó el turno a ella, la cosa fue bastante diferente.

Ella, a modo de resumen, cuando empezó a caminar a través de las mismas calles, vivió una situación muy diferente. Se tuvo que enfrentar a continuadas situaciones machistas, no pudiendo caminar unos pocos metros sin ser ‘asaltada’.

Según ella misma relata, llegó a ser tocada y, como bien se ve en el vídeo, muchos hombres intentaban pararla directamente, cogiéndola del brazo y tocándola expresamente sin su consentimiento.

En el reportaje se define este suceso como ‘el peaje machista’ que tienen que pagar las mujeres para poder disfrutar de una festividad que los hombres pueden vivir sin sufrir ningún tipo de acoso sexual. San Fermín es una fiesta que debería ser igual para todo el mundo.

Como se recoge en el vídeo, se puede escuchar a la periodista decir: “A ver, le he puesto la mano a uno porque me estaba poniendo muy nerviosa. Iba a tocarme el culo y le he tenido que apartar”.

Aquí os dejamos el vídeo en cuestión:

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido esta situación? ¿Creéis que es normal este tipo de conductas en este tipo de fiestas? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque los hemos hecho con muchísimo cariño). 

Fuentes: Antena3, Mundo Deportivo.

La entrada Una reportera de Espejo Público sufre tocamientos y comentarios sobre su físico en los Sanfermines aparece primero en CABROWORLD.

Fuente original