TOP: Cosas que los menores de 14 años seguramente no conocerán

La vida pasa y no nos espera. Si nos arrolla por el camino, ni se para a ver si estamos bien. Va a su bola y, si conseguimos aguantarle el ritmo, pues mejor para nosotrxs. Pero si, por el contrario, tropezamos… lo más probable es que ya sea demasiado tarde. O avanzamos, o morimos. De eso se trata la vida y de eso os hablaremos hoy: del progreso.

La tecnología, en muy pocos años, ha avanzado y se ha adaptado a las necesidades del hombre y la mujer a una velocidad sin precedentes en la historia de la humanidad. En muy poco tiempo, lo que era actual, ahora, ha dejado de serlo. Tanto es así, que muchas personas que hoy en día pueden tener 14 años, ni conocerán cosas que, hasta hace nada, eran nuestro día a día.

¿Hacemos un repaso?

Álbumes de CDs

Hace no demasiados años, los automóviles de todas las familias tenían la famosa ‘sección de álbumes de álbumes de música’. Si querías la canción perfecta, tenías que navegar entre los cientos y cientos de CDs mal clasificados que habías ido acumulando a lo largo de los años… que bello era aquello.

Llevar un MP3 y el móvil por separado

Ahora un móvil tiene hasta la capacidad de ir a votar por ti sin preguntártelo antes. Pero, hace unos años, si queríamos escuchar música decentemente, teníamos que llevar, por separado, nuestro reproductor de Mp3 y nuestro teléfono móvil. Que duro era aquello.

Escribir ‘www’ antes de cualquier dirección web

¿Os acordáis de la última vez que pusisteis esto antes de realizar una búsqueda? Ahora solo hay que escribir lo que queramos en nuestra barra de navegación. Antes, hace no mucho, Internet era más exigente y nos hacía pasar por este repetitivo proceso cada vez que queríamos visitar una página.

Subir las ventanillas del coche con una manivela

Esto, que parece del pleistoceno, podía verse a principios de siglo en casi todos los coches del mercado. Nada de lujosos botones o sofisticados sistemas automatizados; una buena palanca y a girar.

Las cámaras desechables

Cuando eras pequeñx y te ibas de acampada, tus padres, ni locos, te iban a dejar su cara cámara reflex, por lo que recurrían a la mítica cámara desechable de 20 fotos que, tras gastarlas todas sin poder ver el resultado, nos la jugábamos a quedarnos sin un solo recuerdo útil de nuestra experiencia.

El Walkman y el Discman

Nada de música descargada o en streaming; llevar un CD girando en tu bolsillo era la mejor opción siempre. ¿A alguien le duraban las pilas más de media hora? Pura eficiencia energética.

Perder Internet cada vez que te llamaban

Los modems ya no son lo que eran. Si, hace unos quince años, alguien te llamaba al fijo de tu casa, más te valía no estar jugando una partida online… el cabreo que podías pillarte era bastante… importante.

Comprar una lámpara para tu Game Boy

Eso de las pantallas retroiluminadas no estaba ni en los sueños más húmedos de ningún informático. Lo que ahora es el día a día (nadie se plantea que una consola tenga la pantalla más oscura que el culo de un gorila de espalda plateada), hace nada era impensable. ¿La mejor solución? Unas pequeñas farolas la mar de cutres (pero efectivas).

Usar la televisión para ver televisión

‘YouTube kill de TV star’; algo así debería ser la nueva versión de la mítica canción. Ni TDT ni hostias; lo que se lleva es entrar en YouTube y poner lo que quieras, cuando quieres y desde donde quieras. Si, a esto, le añades plataformas como Netflix o Amazon Prime Video… la TV lo tiene bastante negro.

Tener que esperar un par de vidas para descargar un archivo

Ahora todos estamos muy contentos con el tema de tener 300 megas simétricos en nuestra Play, pero hace muy pocos años esto no era así. Bajarnos una foto con el medio mega que teníamos de conexión podía ser un maldito infierno.

El bucle sin fin

Cuando Windows daba este error, nuestra tarde se convertía en toda una fiesta. ¿Cuál era el problema? Que, cuando queríamos retomar nuestras tareas, teníamos que esperar entre 10 y 20 minutos para que desapareciese de la pantalla. Casi nada.

A vosotrxs, ¿qué os parece? ¿Echáis de menos estas cosas o preferís las comodidades de la actualidad? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Más abajo podréis encontrar artículos relacionados que, muy probablemente, os hagan saltar unas lágrimas de la emoción. Solo avisamos. 

La entrada TOP: Cosas que los menores de 14 años seguramente no conocerán aparece primero en CABROWORLD.

Fuente original