Parecía el hombre perfecto en la cita perfecta, pero ella terminó jodidísima así…

En el mundo de la cultura popular, es más que común escuchar aquella manida frase de ‘fue a comprar tabaco y no volvió’, haciendo referencia a una persona que, con una excusa de lo más mundana, desapareció para no hacerse cargo de una responsabilidad determinada. Esta frase, que es poco más que un chiste, como veréis en el caso de hoy, puede llegar a convertirse en una realidad como una casa.

Todo empieza con una chica y un chico que quedaron para cenar en una hamburguesería de Sidney, Australia. Esta era la primera vez que los dos tortolitos se daban cita y los nervios estaban a flor de piel.

Wile E Coyote Running GIF by Looney Tunes - Find & Share on GIPHY

La cosa no podía empezar mejor y todo fluía desde un buen principio. Hablaban, cenaban y bebían. Todo muy común y, a la vez, todo muy positivo. Para que una cita vaya bien, como bien ya sabréis la mayoría de vosotrxs, no tiene que haber demasiada pirotecnia: casi siempre, menos es más.

La cosa, si acaba bien, implica que ambos comensales acaben juntos, esa noche u otra cercana en el tiempo, y que las sábanas y sus cuerpos se fusionen en uno solo… vamos, que se den un buen pinchito, ya nos entendéis.

In Love Couple GIF - Find & Share on GIPHY

La cosa es que, en esta ocasión y a pesar de que todo estaba yendo de perlas (la mayor parte del tiempo), hubo un pequeño e inesperado giro de acontecimientos que mandó todo lo bueno que se había conseguido al garete.

Después del agradable rato y de la deliciosa comida, tocaba hacer lo que toca hacer al final cuando comes en un restaurante: pagar. La transacción económica que cierra tu acuerdo comercial por un intercambio de servicios en forma de alimentos es fundamental… y saltarse es algo serio.

Baby Driver GIF - Find & Share on GIPHY

Pero aquí lo que pasó no fue que la pareja hizo un ‘simpa’. Lo que pasó en realidad es que él se ofreció a pagar, pero antes tenía que ir a sacar dinero del cajero automático y, o bien los cajeros en esa ciudad están muy lejos de la zona urbana… o bien el tío se las piró a toda velocidad como si de un correcaminos se tratase.

Fu el encargado de la hamburguesería el que se preocupó de compartir la historia a través de las redes sociales donde, como no podía ser de otra forma, la cosa se ha hecho viral y todo el mundo ya ha podido empatizar con la pobre chica.

Ella tuvo que pagar la cuenta íntegramente y, como veréis, las hamburguesas no eran precisamente baratas: 100 dólares en total (unos 85 euros). El encargado del recinto explicaba: “Si piensas que estás teniendo un mal día, una pareja acaba de entrar en ML Bondi en su primera cita, comió y bebió mucho. Él dijo que saldría afuera para sacar algo de dinero y luego nunca volvió, dejándola con la cuenta completa”.

La reacción de los usuarios en el post de Facebook en el que se compartió la historia fue masiva y, prácticamente, la totalidad de los comentarios eran de apoyo a la joven que se había quedado a dos velas y con un agujero en la cartera.

“¡Pobre chica!”, escribía uno de los usuarios en el post. La mayoría coincidían en esto: que la experiencia tenía que haber sido terrible para la joven. Según explica el encargado del local, se percató de que, hacia el final de la cita, la cosa no estaba yendo demasiado bien.

En un intento por apaciguar la cosa, él mismo les invitó a un sabroso cóctel, pero que se dio cuenta de que, a esas alturas, ‘no había vibración ni conexión’, aunque afirmaba también que “aún así, es muy educado pagar a medias, irse cada uno a su casa y decir simplemente ‘gracias por la cena’”.

El encargado también explicó que, tanto él como el resto de los empleados del recinto, fueron a consolar a la chica, quien se había hundido bastante al ver que él no volvía pasada media hora.

Eso sí: Avant supo estar a la altura de las circunstancias y no le hizo pagar la cuenta a la joven; ni un solo céntimo. Además, le regalaron un vale de 150 dólares para que volviese al establecimiento con quien prefiriese (aunque tendría que estar más atenta, claro está).

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido esta historia? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, más abajo podéis encontrar otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente interesantes. 

Fuentes: El confidencial.

 

La entrada Parecía el hombre perfecto en la cita perfecta, pero ella terminó jodidísima así… aparece primero en CABROWORLD.

Fuente original