Nadie quería adoptar a esta niña hasta que una mujer vio su foto en Internet

Si algo nos ha demostrado el ser humano, es que es capaz de lo mejor y de lo peor. Ha engendrado alguna de las obras más crueles y terroríficas que la Tierra ha podido presenciar a lo largo de su existencia, pero también muchas de las más bellas y generosas. Pero si hay una virtud con la que nos queremos quedar hoy, es con el optimismo. Aquí os traemos una historia que nos demuestra que, a pesar de lo que podamos pensar, aún debemos tener algo de esperanza en el ser humano, por poca que sea.

La vida no era un lugar fácil para Primrose. Desde el momento que la pequeña llegó a este mundo, las cosas se le pusieron muy complicadas: los doctores le diagnosticaron un caso de glaucoma congénito junto con un problema auditivo. La niña fue dada en adopción ya que la madre no quería hacerse cargo de ella, por lo que el estado tuvo que mandar a Primrose a un orfanato local de un poblado de China.

En esta localización, la niña pasó dos largos años de su vida y su condición no fue tratada en ningún momento por ningún especialista, por lo que el glaucoma fue haciendo que sus ojos se tornasen de un color azul-plateado. La enfermedad seguía avanzando y cada vez tenía menos esperanzas de encontrar una familia.

Primrose se sentaba completamente sola en el orfanato, ya que no podía ver casi nada a su alrededor y los niños no querían jugar con ella, en parte por miedo, y en parte porque no entendían lo que le pasaba. Pero todo estaba próximo a cambiar…

Ninguna familia la quería. Por más que la iban a ver, se echaban para atrás por sus problemas de visión y auditivos. Los padres que venían al orfanato desde otros países para adoptar parecían interesados en cualquier otro niño menos en ella.

Primrose tuvo que luchar muchísimo para aprender cosas que los otros niños de su edad podían aprender fácilmente. La escuela no estaba adaptada para su discapacidad y ello le pasó factura en su aprendizaje.

Los problemas eran tales que ni siquiera podía sostener una botella de agua para beber y apenas podía mantener su cabeza erguida. En lo que a aprender a caminar se refiere, también llevaba muchísimo retraso, por lo que se pasaba el día recostada en algún rincón de la casa sin hacer absolutamente nada.

A pesar de todas estas adversidades, la cosa estaba a punto de cambiar. El día en que una pareja de Braselton, Georgia, escuchó su historia, su vida dio un giro de 180º. Eran las primeras personas que mostraban un interés real por ella y por su bienestar.

Chris y Eryn Austin vieron, por pura casualidad, una foto de Primrose en la página de Facebook del orfanato y de inmediato quedaron cautivados por sus grandes ojos plateados. Eryn supo, desde el mismísimo momento que vio la foto, que Primrose tenía que ser su hija.

Tras semanas hablando con el orfanato, Chris y Eryn pudieron, al fin, viajar a China para conocer a su nueva bebé. Ahora que la familia está unida, ellos están determinados a criar a Primrose con todo el amor, compasión y paciencia del mundo.

La mejor parte de todo esto, es que Primrose ya no estará sola nunca más, ya que tiene a dos hermanos más que siempre cuidarán de ella. A pesar de todas las adversidades, Primrose sí que tenía una familia que la amaba y la quería, solo que aún no la había conocido.

Ahora que podrá disfrutar de los cuidados adecuados, será capaz de sacar todo su potencial a pesar de sus limitaciones. Primrose al fin tiene lo que todos estos años necesitaba con toda su alma: una familia.

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido esta particular historia? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, más abajo podréis encontrar otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente interesantes. 

Fuentes: Faithtap, Mummypages.

 

La entrada Nadie quería adoptar a esta niña hasta que una mujer vio su foto en Internet aparece primero en CABROWORLD.

Fuente original