La conmovedora historia detrás de la foto de una novia que llora sobre una tumba

Ya os adelantamos que esta es una de esas historias que resultan tremendamente tristes. Todo ocurrió el pasado 29 de septiembre, cuando una pareja de jóvenes tenía que darse el típico y conocidísimo ‘sí, quiero’. Ella sí que estaba preparada para el momento: su vestido, su peinado y su maquillaje. Pero él, la otra parte que tenía que firmar ese ‘trato’, no podía asistir al evento por un motivo que nadie podía solucionar.

Jessica Padgett es una asistenta de terapia ocupacional natural de Indiana, Estados Unidos, que ha vivido el momento más complicado de su vida: tener que celebrar su boda casi un año después de que su prometido, el hombre de su vida, falleciese en un trágico accidente de tránsito. La ‘ceremonia’ se celebró con un grupo muy reducido de personas, la mayoría familia y amigos de Jessica.

El evento en sí fue muy emotivo y acudieron los invitados, entre los cuales se encontraban los familiares del novio y la novia, además de los padrinos y las damas de honor. Se hicieron los discursos correspondientes y, para acabar, los invitados encendieron y lanzaron globos de papel al cielo.

Kendall James Murphy trabajaba como bombero en Montgomery, Indiana (Estados Unidos). Según se ha podido saber por la prensa, falleció en noviembre de 2017 cuando uno de sus compañeros de profesión, Colby Blake, estrelló su vehículo mientras estaban trabajando. Cuando la policía realizó los informes pertinentes, descubrió que Blake llevaba más alcohol en sangre del permitido.

Las imágenes que se conservan del momento de la boda simbólica son tremendamente sobrecogedoras. En algunas puede verse a Jessica posando con algunas de las partes de las vestimenta de trabajo de su marido, como con las botas y él, a su lado, colocado con Photoshop.

“Es difícil cuando extrañas a alguien. Pero, ya sabes, si lo extrañas, fuiste bendecido. Significa que tenías a alguien especial en tu vida, alguien que vale la pena”, escribía la fotógrafa encargada de la sesión en el álbum de fotos “Loving Life Photography”. Dicho álbum fue compartido en las redes sociales y ya cuenta con más de 30.000 comparticiones.

Kendall le había propuesto matrimonio a Jessica en 2016, justo un año antes del trágico suceso que lo truncaría todo. Fue en el estadio de béisbol de Nôtre Dame donde el novio se arrodilló y sacó un anillo de su bolsillo en uno de los momentos más mágicos que ambos hubiesen vivido nunca. La tragedia acabó haciendo acto de presencia, pero ella quiso, de igual manera, rendirle este emocionante y sentido homenaje a su marido.

“No puedo darle las gracias a todo el mundo por toda esta semana. Me siento tremendamente consentida y amada. Esta semana no fue el resultado que yo realmente quería, pero todo el mundo me hizo sentir especialmente amada a pesar de las circunstancias”, escribía la joven en su Facebook después de la ceremonia. “Gracias a todos por hacer mi día de boda especial, aunque no pude casarme con el hombre de mis sueños”, finalizó.

La verdad es que leer historias así puede resultar algo tremendamente triste, pero, como bien nos ha enseñado Jessica hoy, siempre se puede encontrar un rayito de luz y de esperanza en los días más oscuros. Al final, el tiempo cura las heridas, por más que sean inevitables las cicatrices.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta emocionante historia? ¿Qué os parece la decisión de Jessica de celebrar la boda igualmente? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño).

Fuentes: La Vanguardia, News.com.

 

La entrada La conmovedora historia detrás de la foto de una novia que llora sobre una tumba aparece primero en CABROWORLD.

Fuente original