First Dates

Aunque parezca imposible, últimamente el restaurante de First Dates está aún más calentito de lo que suele estar (y eso que ya está aquí el invierno).

La verdad es que el programa está optando por proponer unas citas más diferentes y arriesgadas para generar momentos nuevos para su audiencia. Y es que, por ejemplo, el reality da la posibilidad, de vez en cuando, de que las citas se realicen en lugares un tanto distintos a un restaurante como, en este caso, un jacuzzi.

Esta semana, Antonio tuvo una cita con Carmen, una rubia despampanante que lo ha dejado atónito cuando se explicaban de que trabajaban mientras se tomaban un baño (aunque, cuando Carmen entró bailando, le dio una pista de cuál era su sector).

Yo hago un espectáculo que lo pueden ver tanto hombres como mujeres. Es muy visual, es fino, es elegante”.

 

Obviamente, Antonio pilló de lo que estaba hablando su cita y escuchaba con la boca abierta.

 

Hago acrobacias vaginales también, me pongo a hacer la voltereta con el chichi“.

 

Carmen no paraba de explicarle detalles sobre su trabajo como bailarina y no paraba de reírse viendo lo sorprendido que estaba Antonio.

 

“Yo creo que a Antonio le he acojonado”.

 

Carmen era plenamente consciente de lo que estaba haciendo puesto que, seguramente ya se ha encontrado en esta situación cuando habla de su trabajo, con lo cual, parecía que estaba disfrutando que la gente quedase patidifusa y, delante del equipo del programa, decía lo siguiente:

 

Yo saco metros de pañuelos a través de la vagina”.

 

Según Carmen, ella es toda una especialista en combinar trucos de magia con sus partes íntimas.

 

“Yo saco metros de pañuelos a través de la vagina. En un espectáculo saco 24 metros y una vez en un programa de televisión saqué 45 metros de pañuelos que los voy atando y voy haciendo como decorativo”.

 

Mientras estaba en el jacuzzi con Carmen, Antonio estaba flipando por un tubo y no era capaz de decir demasiado, en cambio, cuando habló con el equipo del programa, dejó ir por la boca todo aquello que se estaba aguantando dentro del agua.

 

“Es un disparate. Tiene que ser una máquina en el sexo, a saber tú lo que se mete a parte de los papeles, a saber“.

 

Puede que en ese sentido tuviese algunos prejuicios, pero se mostró siempre contento y abierto a conocer o descubrir todo aquello que le quisiese mostrar o enseñar Carmen. De hecho, ella misma fue quién respondió la pregunta que había hecho Antonio en privado.

 

“Y las botellas estas de cocacola y de cerveza, las de chapita, las abro con… la vagina”.

A vosotrxs, ¿qué os parecen estas propuestas? ¿Os parece que esto es lo que necesita España? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis encontrar otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 

La entrada First Dates aparece primero en CABROWORLD.

Fuente original