Estos juguetes fueron una ESTAFA y aquí os lo demostramos

Llegan las navidades y, con ellas, los regalos. En estas fechas, las jugueterías se ponen las botas y facturan todo lo que no facturan en el resto del año. Los padres y madres van corriendo a la tienda más cercana a comprar todas aquellas cosas que sus hijos han pedido a los Reyes Magos o a Papá Noel y, en general, el ambiente que se suele vivir es de frustración, agonía y desesperación. Son unas fechas complicadas.

Pero es que hay otro factor que debemos tener en cuenta y que es menos visible: el de la publicidad engañosa. Se trata de algo casi tan antiguo como los propios juguetes y que, a lo largo de los años, nos ha dado más de un dolor de cabeza.

Para que os hagáis una idea de lo que os estamos diciendo, os hemos traído unos cuantos ejemplos que la usuaria de Twitter La Loles (@luziabeer) se ha encargado de recopilar y que ilustra bastante bien los ‘caramelitos’ que la industria de los juguetes nos ha colado a lo largo de los últimos años. Algunos son un escándalo.

Empezamos fuerte

30 pavos por unas cajitas de cartón que conformaban un juego cuya mecánica era de todo menos interesante y sorpresiva. El programa de la tele estaba muy bien, pero este no era más que una nueva prueba de que los juegos basados en programas de la tele… son el peor mal que ha asolado a la humanidad en toda su historia. Son los fluorescentes que hacen que se te vea el cartón.

Un psicópata a buen precio

Si teníais ganas de que vuestras hijas quedasen traumatizadas de por vida y tuviesen una concepción bastante perversa de lo que era tener una relación de pareja, este era, sin ningún tipo de dudas, el juguete ideal.

Por intentarlo…

Como niños, poder tener en nuestra propia casa una ‘fábrica de tatuajes’ era más que un sueño hecho realidad. Se trataba de una experiencia solo al alcance de los dioses y que, lastimosamente, nunca pudimos experimentar de verdad… porque juguetes como este no eran más que un timo. Así de claro.

Parece una idea de una peli de Saw

Hay que tener una mente un poco macabra para elaborar a esta especie de ‘Chucky con la cara lavada’. Pero lo más grave de todo era la publicidad que hicieron de él: el puto muñeco le está meando la cara al niño…¡dentro de la maldita boca! Es que sacan lo peor que llevamos dentro.

El mayor gatillazo

¿Un juego sobre policías que resuelven asesinatos? ¿Qué más se puede pedir? Pues que, al menos, el juego no cueste casi 50 pavos y que traiga cuatro piezas mal puestas sin ninguna función original o, como mínimo, divertida.

Nada de hacer tu propia ropa

Como niños, este juguete podía ser la hostia: tener la capacidad de hacer nuestras propias piezas de ropa era, potencialmente, el sueño de cualquier niño un poco curioso. ¿Era este juguete la respuesta a nuestros deseos? En absoluto.

Mucha inversión y poco retorno

Ver cómo, después de tantas horas, tu obra estaba acabada, era muy satisfactorio… pero es que claro, el verdadero juego era tirar la primera pieza… y, hasta llegar a la última, la experiencia total había durado… NADA.

¿Te gustan los juegos de usar y tirar?

Visto lo visto, lo de este juego fue gravísimo. La verdad es que, por lo que hemos visto aquí, el juego, mientras más prometa, por lo general, más tienes que sospechar. Algo que parece tan bonito… no hay forma de que no sea una decepción.

A vosotrxs, ¿qué os han parecido estos juguetes? ¿Tuvisteis la ‘suerte’ de poder jugar con alguno de ellos? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuente: Huffington Post

La entrada Estos juguetes fueron una ESTAFA y aquí os lo demostramos aparece primero en CABROWORLD.

Fuente original