Este chico explica cómo cambia tu personalidad si has crecido en un entorno familiar inestable

Nuestro entorno más cercano, sobre todo nuestra familia, es uno de los factores claves que afectan nuestra personalidad y nuestra forma de ser conforme vamos creciendo. Nuestros padres suelen educarnos lo mejor que pueden, pero eso puede variar en función de la familia. Recientemente, un chico llamado Dawson ha compartido una historia sobre cómo puede afectarte tener unos padres mentalmente inestables, cosa que, según él, puede convertirte en una persona que analiza en exceso las cosas.

“Llevo escribiendo desde que empecé a ser capaz de hacerlo y la escritura se encuentra en mi interior y en lo que me hace persona. Normalmente, suelo escribir sobre mis experiencias personales, ya que veo en mis historias una forma de reflejarme a mí mismo y compartirlo con los demás.

Esta parte, la de compartir, es especialmente importante para mí y me hace particularmente feliz cuando alguien se pone en contacto conmigo para decirme que algo que yo he escrito les ha impactado o cambiado.

Por muy solitaria que nos pueda parecer la vida, es necesario saber que hay gente ahí fuera que se siente igual que tú. Por eso, aunque haya gente que me critique, explico mi vida en Internet sin miedo a nada”.

A continuación, os mostramos el texto que Dawson ha compartido donde habla sobre cómo le afectó el tener un entorno nocivo cuando era pequeño y cómo lo gestiona hoy en día.

“Una de las cosas más importantes que he aprendido al ‘sobrevivir’ a una familia mentalmente inestable es que de repente analizas las cosas en exceso y te das cuenta de detalles y acciones que mucha gente hace sin querer, pero, sin saber cómo, a ti te afectan. Por ejemplo: cuando tu amigo te corta cuatro veces en la misma conversación; cuando tu hermano tiene la música a todo volumen mientras tú estás estudiando; cuando tu pareja no se acuerda de que ese día que quiere quedar tienes mucho trabajo o que en tu grupo de amigos hay cuatro dinámicas de poder gestándose al mismo tiempo.

Muchos de nosotros, los niños en situaciones difíciles, cuando crecemos tenemos una tendencia en fijarnos en todos los detalles. De cualquier cosa pequeña hacemos un drama y creo que, en parte, puede ser que se deba a que nuestros padres ‘estallaban’ con pequeños detalles.

Gestionar las personalidades de la gente, ser capaz de leer la situación, percibir el peligro en cada una de las palabras, la postura corporal, etc. Todo esto se desarrolla ante la necesidad de sobrevivir a las actitudes de nuestros padres que la mayoría de nosotros teníamos cuando eramos pequeños.

No digo que el resto del mundo no se fije en las cosas molestas que nos rodean, sino que los chicos y chicas que han tenido un entorno familiar difícil suelen estar más atentos a este tipo de detalles.

Para no convertirme en una persona tóxica he tenido que aprender a no responder ante ciertas cosas. Por ejemplo, intento no dar respuesta al subtexto que la gente revela al hablar, el uso de los silencios o los comportamientos pasivo-agresivos. Me doy cuenta y lo analizo pero no quiere que eso me afecte en exceso a la forma que tengo de tratar con la gente.

Puede que, a menudo, saque conclusiones erróneas que pueden afectar de manera negativa mis relaciones personales, con lo cual intento evitarlo a toda costa.

Lo mejor que podemos hacer para tener una comunicación sana es convencernos en que el subtexto no es lo importante y que debemos creer en lo que dice la gente y no en aquello que nosotros creemos que nos quieren decir. Para muchos puede que esta sea una opción moral, para otros es un consejo que deben seguir si quieren recuperarse de una infancia dura”.

¿Qué opináis del texto que ha compartido Dawson? Ponédnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igual de entretenidos. 

Fuente: boredpanda

La entrada Este chico explica cómo cambia tu personalidad si has crecido en un entorno familiar inestable aparece primero en CABROWORLD.

Fuente original