Cincuenta ateos se convierten al catolicismo durante un vuelo de Ryanair

Durante el vuelo de Ryanair que cubría la distancia entre Barcelona y Santiago de Compostela, cincuenta pasajeros ateos se han convertido al catolicismo. La aerolínea irlandesa consigue así superar a la propia Iglesia Católica en número de conversiones. “Las compañías de bajo coste son los misioneros de este siglo”, reconoce el padre Almunia, teólogo del Vaticano.

Después de un despegue algo movido, varias fases de turbulencias y un aterrizaje bastante accidentado, los asistentes de vuelo han tenido que repartir instrucciones de emergencia para rezar correctamente, pues muchos pasajeros desconocían la liturgia. “Nunca antes me había preguntado qué hay después de la muerte hasta que vi entrar a los pilotos en la cabina del avión”, se sincera Antonio Robles, un pasajero ateo que se ha bautizado esta misma mañana en la Catedral de Santiago. “El Señor es mi pastor, nada me falta”, ha añadido.

Según testigos presenciales, al aterrizar, los pasajeros besaron el suelo como si fueran el Papa. “Al principio pensamos que se trataba de una congregación religiosa, pero al ver que salían de un avión de Ryanair simplemente entendimos que se habían convertido al catolicismo”, declara una pareja que se encontraba en ese momento en el aeropuerto de Lavacolla.

La fe de estos cincuenta nuevos católicos es tan fuerte que todos ellos han vuelto a subir al avión un par de días después para completar el trayecto de vuelta.

Fuente original