Busca a una joven que conoció una noche escribiendo a más de 240 mujeres y ocurre lo inimaginable

Muchos creen que el romanticismo y todo lo que lo rodea ha muerto, pero de vez en cuando surgen ejemplos que demuestran que esa afirmación no es cierta.

Un jueves cualquiera, un chico llamado Carlos Zetina que estudia en Canadá empezó a hablar con una estudiante holandesa de intercambio llamada Nicole en el bar del campus. Cuando lo noche llegó a su fin, acompañó tanto a ella como a su amiga a casa y ella le dio su número de teléfono.

Al día siguiente la llamó, pero por desgracia parecía ser que no funcionaba y que podría ser que el número no fuese el correcto. Lamentablemente, el joven no le había pedido su apellido así que iba a ser difícil encontrarla, pero, lejos de desistir y asumir que era posible que le hubiesen dado un número falso, decidió que encontraría a su media naranja a toda costa.

Así que lo que hizo fue enviar un mensaje a todas las Nicole del campus (profesoras incluidas) para que, según él, “su” Nicole viese que no era un mal chico por no llamarla y que todo había sido un malentendido. En total, envió el mensaje a 247 “Nicoles” distintas.

“Hola, este es un mail masivo a todas las Nicole del campus, si no coincidís con la descripción podéis ignorar el mensaje y si eres la chica de la que hablo pero no quieres hablar conmigo tampoco hay ningún problema. Pero si no es así, te llamas Nicole, eres holandesa y crees que Nietzsche es deprimente, entonces contesta este mensaje”.

Por desgracia, no estaba ante ellas, aunque la suerte le dio un último empujón y le quisieron ayudar a encontrarla., pero… ¿cómo?

Por lo visto, las mujeres que recibieron el email podían ver las direcciones a las que se había enviado el correcto, así que empezaron a hablar entre ellas sobre el tema que las había unido y sobre todo tipo de cosas. Así lo explicaba una de las Nicoles.

“Muchas de nosotras estábamos encantadas de llamarnos Nicole, de repente, estábamos haciendo nuevas amigas solo por tener ese nombre. Algunas le desearon buena suerte a Carlos y ya está, pero otras decidimos quedar todas juntas”.

Así fue cómo surgió un grupo de Facebook llamado “Nicole from last night” (Nicole de la última noche) que culminó con una quedada en un bar local donde se reunieron 80 mujeres llamadas Nicole.

“Pasó de ser algo un poco raro a una experiencia realmente divertida cuando propusimos realizar esta cena todas juntas”.

En cuanto a la Nicole que Carlos Zetina buscaba, no la pudo encontrar mediante las direcciones de correo porque no tenía una dirección universitaria, pero el grupo de Facebook de “Nicole from last night” tuvo tanto éxito que llegó a los oídos de la joven que se puso en contacto con las otras mujeres.

La joven dijo que, efectivamente, le había dado un número incorrecto sin querer (se equivocó porque solo hacía una semana que tenía un móvil canadiense y que estaba encantada de volver a hablar con él. Obviamente, todas las Nicole se alegraron por el joven que las había unido.

“Carlos es un chico muy dulce y amable que solo quería hacerle saber a una chica que no la estaba dejando plantada”.

Esperamos que ambos hayan quedado o queden en breves al igual que lo han hecho las “Nicoles”.

¿Creéis que es justo que la hayan echado del grupo? ¿Qué hubieseis hecho vosotrxs si hubieseis estado en el lugar del chico? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igual de entretenidos. 

Fuentes: someecards, bbc, mashable

La entrada Busca a una joven que conoció una noche escribiendo a más de 240 mujeres y ocurre lo inimaginable aparece primero en CABROWORLD.

Fuente original